Desde finales del 2010, De Rijke España tiene el emplazamiento de su sede en Barberá del Vallés. En estas instalaciones de 6.200 m², se encuentran los departamentos de Gerencia, Administración, Comercial, Tráfico y Almacén.

 

La actividad principal que realizamos en Barberá del Vallés es la de Almacenaje & Logística. Nuestro almacén es multicliente y multifuncional, y cumple con todos los requisitos legales y específicos de cada cliente. Esta plataforma está dedicada totalmente a la logística, ofreciendo la flexibilidad que necesitan aquellos clientes que en su día a día no figuran acciones propiamente de Almacenaje & Logística.

 

Nos definimos como partners de las cadenas de suministro de nuestros clientes o nos adherimos a una parte de ella, siempre a medida de sus necesidades, y ofrecemos la posibilidad de incrementar la capacidad de almacenaje propio de nuestros clientes. Nuestras instalaciones disponen de capacidad para más de 8.000 palets en estanterías. Cumplimos con la normativa actual APQ, para el almacenaje de productos peligrosos. El almacén cuenta con un sistema de seguridad PCI con sprinklers, divisiones, puertas RFI automáticas, cubetos subterráneos, que nos permiten almacenar todo tipo de mercancía considerada APQ (inflamables, corrosivos, productos peligrosos para el medio ambiente).

 

Estamos equipados con dos salas para productos tóxicos y comburentes. Y además, existe una zona para mercancías generales y para materia prima destinada a la industria alimentaria, completamente separada de las demás zonas para un almacenaje seguro y adecuado.

Nuestro equipo de 10 personas son las encargadas de gestionar (responsable almacén, admin controller almacén y departamento de tráfico) y realizar (operarios de almacén), las peticiones de los clientes, entradas, preparación y salida de mercancías. Trabajamos con un sistema informático (WMS) que registra todas las entradas, salidas del stock, gestión de stocks, inventarios, y trabajamos en los sistemas directos de los clientes (SAP).

 

Nuestros clientes pueden concentrarse completamente en la producción, mientras nos aseguramos de que se gestione y mantenga el stock de los productos terminados, materia prima o semiacabados destinados al cliente final.